Me llamo Fernanda Araiza Mendi, soy distribuidora de destilados mexicanos en la zona de Tulum con Berima. Soy la representante y embajadora de las marcas de casa Dionisio y sus 5 productos que son Pox Siglo Cero. Sotomayor, Sotomayor Ensamble, Ron Libertad y la miel de sotol Sotolera.

Pox Siglo Cero es nuestro producto estrella, es el pionero en Casa Dionisio, en esta industria y es aquí, donde comienza este gran proyecto que va a terminar culminando en una gran empresa socialmente responsable

“UNA MEDICINA AL CORAZÓN QUE TE ACARICIA EL ALMA”

Pox qué en lengua tzotzil significa “sanación” “curación” o “medicina” es un destilado elaborado a partir de los cuatro maíces criollos (rojo, negro, amarillo y blanco) de caña y trigo. Proveniente y nacido en la zona de los altos de Chiapas, estado que es reconocido por su riqueza espiritual y natural. Este producto es estrella y pionero del portafolio de Casa Dionisio.

Historia

Este destilado representa y enaltece el origen de nuestra cultura maya, pues son ellos quienes empiezan a elaborarlo y darle uso espiritual, hasta el día de hoy, pues le hacen mención en su libro sagrado “POPOL VUH”.

El Popol Vuh, también conocido como “Libro de la vida” es un libro que atesora gran parte de la sabiduría y muchas de las tradiciones de la cultura maya, establecida principalmente en lo que hoy en día es Chiapas y Guatemala. Es un libro compendio de aspectos de gran importancia como religión, astrología, mitología, costumbres, historias y leyendas que relatan poco a poco cómo fue el origen del mundo y de la civilización así como de los muchos fenómenos que suceden en la naturaleza.

Para los habitantes de Chiapas y Guatemala en la época maya el Popol Vuh fue y es como la Biblia para los cristianos o el Corán para los musulmanes, pues ha marcado el comportamiento de su población y muchas de sus costumbres.

Es aquí mismo en donde se hace mención de la creación del hombre a partir del maíz, y es por ello que los 4 maíces criollos representan a las cuatro razas humanas. 

Proceso 

Este destilado como mencionamos antes es un destilado derivado de la mezcla perfecta de los cuatro maíces criollos, la caña y el trigo. Siendo esta la receta tradicional y representativa del estado de Chiapas y de los Tzotziles, cultura que adopta todo el conocimiento y tradición de los mayas. 

Maíz negro 

Según la historia, y los objetos arqueológicos de cerámica estudiados demuestran la presencia del maíz negro desde hace 2500 años y más, es decir, los Mayas, incas y sus ancestros ya usaban este tipo de maíz en su alimentación. Todas las variedades de maíz negro tienen como ancestro a una sola variedad llamada Kculli, que en países como Bolivia, Perú y en Argentina todavía puede verse este tipo de maíz ancestral. Contiene proteínas, aceite y el mayor porcentaje en almidón. Posee vitaminas y minerales esenciales como lo son el hierro, fósforo, niacina y antocianinas siendo esta última de sus principales propiedades y de las que más beneficios le aportan a la salud humana. Además posee fitonutrientes.

Maíz rojo 

Este es un maíz que fue muy venerado entre muchas tribus ancestrales por su valor nutricional y por sus cualidades en la fabricación de cerveza. El maíz rojo pronto obtuvo un estatus mítico. Pues hay una verdadera riqueza de las diferentes variedades de maíz de reliquia que se remontan a aquellos tiempos antiguos.

Maíz amarillo 

Las propiedades de este maíz son enormes pues  es un alimento muy completo que contiene principalmente vitaminas A, B y E, así como un sinnúmero de minerales, que favorecen el metabolismo en el cuerpo. Por ello es beneficioso para combatir diversas enfermedades como la diabetes o los problemas de hipertensión.

Maíz blanco 

Es uno de los cereales más importantes para quienes padecen de celiaquía ya que no contiene gluten. Por otro lado, su importante contenido de fibra ayuda a incrementar la sensación de saciedad y contribuye a prevenir o combatir el estreñimiento. Es también de gran a ayuda en la prevención de la diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer. El maíz blanco es un grano integral fundamental en nuestra dieta diaria.

Panela 

La panela es el jugo de la caña de azúcar que, a base de varias ebulliciones, pierde humedad y se concentra para formar una melaza o masa blanda y espesa que al enfriarse y secarse se solidifica dando forma en bloques. Durante este proceso de manufacturación, los productores de panela emplean instrumentos de cobre en lugar del acero templado usado en el azúcar tradicional, evitando así los restos de níquel que puedan quedar como consecuencia del calor usado. Esto lo convierte en un proceso totalmente higiénico y 100% libre de químicos.

Trigo 

El origen del actual trigo cultivado se encuentra en la región asiática comprendida entre los ríos Tigris y Éufrates, en la zona de Mesopotamia. Desde Oriente Medio el cultivo del trigo se difundió en todas las direcciones. Los historiadores y arqueólogos cuentan que las primeras formas de trigo recolectadas por el hombre datan desde hace más de doce mil años. Las más antiguas evidencias arqueológicas del cultivo de trigo vienen de Siria, Jordania, Turquía e Irak. La palabra trigo designa tanto a la planta como a sus semillas comestibles, tal y como ocurre con los nombres de otros cereales, por ejemplo, el maíz.

En este proceso primeramente después de cosechar el maíz es ponerlo a secar para posteriormente desgranarlo y triturarlo, para así empezar la fermentación con el trigo y la panela. Este proceso de fermentación indígena puede variar entere 14 y 18 días dependiendo de la situación climática. El siguiente proceso es la destilación, la cual, se hará mediante un alambique de cobre, este destilado a diferencia de otros, se homogeniza con primeras y terceras siendo éstas en donde se encuentra la mayor parte de agua. 

Filosofía 

En siglo cero así como en Casa Dionisio creimos firmemente, que la historia, raíz y misticismo de nuestro país, podría ser transmitido a partir de este gran destilado. Y fue así como surge siglo cero, una gran marca en donde día a día hemos unimos y sumado esfuerzos con familias productoras del estado de Chiapas. Surge la idea de dos jóvenes aventureros (Isidoro Guindi y Marcos Sacal) quienes emprendieron una gran aventura en uno de los Estados con mayor tradición en México como lo es el estado de Chiapas.

En esta travesía, fueron recorriendo los rincones más míticos del estado Chiapaneco, llenándose de tradición, cultura y toda la magia que pudieron transmitirles los locales de esta zona. En este caminar fueron encontrando y probando distintos sabores de este destilado, pero en su interior ellos sabían, que aún no era momento y es por ello que no se convencían, hasta que llegó el momento en que se encontraron con Javier Pérez y su hermano Ángel Pérez maestros  artesanos productores de este gran destilado, al toparse con ellos se dan cuanta que es ahí en donde sus almas hicieron click. Después de una larga charla y algunos tragos de Pox, Isidoro y Marcos les cuestionaron ¿por qué su destilado es distinto a los demás? ¿Por qué existe tanta pobreza en estas comunidades? ¿Por qué tanto analfabetismo? ¿Por qué los demás no utilizan maíz?

A lo que estos viejos sabios les nutrieron nuevamente, haciéndoles saber que lo que estaban probando era una receta sagrada y tradicional. Que la pobreza extrema era consecuencia de que estas y otras tantas comunidades estuvieran en el rezago y el olvido del gobierno, y que por obvias razones no existía recurso para edificar colegios, es por ello que casi toda la comunidad productora, derivado de la misma falta de recursos, elaboran su Pox solamente de caña y trigo y esto solo era para consumo local. Porque también algo que sucedía es que estas comunidades no tienen la certeza y el conocimiento de lo importante que es el maíz criollo en su diario vivir ya que solo lo utilizaban como alimento.

Este maíz es más rico en propiedades naturales y su consumo trae consigo muchos beneficios para prevenir enfermedades como lo son el cáncer y la diabetes, por mencionar algunas. Sin embargo, Javier y Angel lo hacían utilizando los 4 maíces criollos (rojo, negro, blanco y amarillo), caña y trigo pues lo utilizaban para rituales ceremoniales, aunque esto para ellos esto implicará un desfalco en su economía, pues el compromiso con su comunidad y principalmente con sus deidades era muy importante y no podían hacerlo a un lado.

Después de este mágico momento Isidoro y Marcos, impactados y conmovidos ahora tienen bien definido que su responsabilidad social abarcaría más de lo que ellos imaginaban. Motivados y convencidos de que tanto Javier como nosotros, teníamos en común la creencia de que todo se basaba en la colaboración. Este sería el eje principal del desarrollo, también creímos que la única manera de que un destilado artesanal como lo es Pox, pudiera posicionarse en el mercado y llegar a todas partes del mundo, era a través de unir a familias productoras para así generar una empresa basada en la confianza. Y a partir ahí surge todo lo que hoy representa SIGLO CERO.

Pues hasta hoy día, después de 11 años de proyecto se han involucrado a más de 6 familias, al mismo a través de un esquema de comercio justo y desarrollo social. Lo que conlleva a que la economía de estas zonas, pertenecientes a San Juan Chamula, creciera de una forma favorable, se han logrado edificar colegios en la zona de Yut osil. La destilería y taller artesano de Javier se modificó y se adquirieron nuevas herramientas de trabajo, para así lograr un producto perfecto para el consumidor final. En conjunto con Javier y otros productores se logró una sustentabilidad y domesticación del maíz criollo, así como el estudio del mismo para que no se perdiera este maíz, dando paso a las grandes empresas de maíz transgénico y poder preservar la riqueza de esta planta.

Este mismo crecimiento en la zona generó la entrada a la tecnología como los son la telefonía y el Internet. También nos hemos encargado de ayudar transportando agua a las comunidades del Valle de Chiapas, ya que son estas zonas muy secas y donde es muy común y constante la escasez de agua, y esto se ha logrado gracias a la abundancia de ojos de agua natural en la zona de Yut osil, siendo esta su gran riqueza y “mina de oro”. Pero parte de toda esta responsabilidad social en la cual nos hemos involucrado es el hacerles entender la importancia y el cuidado del agua. Hemos luchado y ayudado a combatir y erradicar un poco el importante tema del alcoholismo, pues una de las tradiciones que tenían muy arraigada en estas zonas es que a los bebés se les bañara de Pox a su nacimiento y de alguna forma así activan esta parte de dependencia por medio de la absorción de los poros, pero afortunadamente y a través de la educación se ha logrado erradicar de forma importante y favorable esta tradición.

Descripción de la botella

Esta hermosa botella, está representada principalmente por el gran destilado que lleva dentro, pero, no es todo los que Siglo Cero quiere transmitir. Ya que en la parte decorativa podemos encontrar putos importantes como lo son la historia, el misticismo y el arte. “Siglo Cero”, decidimos usar este nombre y plasmarlo en la botella, pues en este siglo es cuando nace la elaboración de este gran destilado elaborado por nuestra cultura Maya, siendo este mismo siglo su mayor auge de la cultura en el estado de Chiapas. También un punto importante es que esta cultura inventa el número cero.

El tapón emula la punta de una mazorca amarrada a un hilo, lo cual servirá como tapón a sus botellas esto con la finalidad de no perder el tapón en farra.

En esta imagen están plasmadas las tres aves más representativas para la cultura Maya.        

– El Águila en vuelo representa el esplendor        

– El Búho representa la parte espiritual al ser el ave del día y la noche        

– El Quetzal representa la parte sagrada, pues se dice que cuando el ave vuelva a cantar vendrá el cambio de era. Pues una creencia es que el ave enmudeció después de ver toda la brutalidad en la conquista española.

Y al final veremos un hermoso brazalete muy colorido elaborado de textil y papel reciclado hecho por mujeres artesanas totziles.

Logros Después de 11 años de proyecto y 7 años en el mercado, hemos generado los siguientes logros.

– Primer marca de la categoría lanzada al mercado

– Primer marca en el mercado con receta tradicional.

– Merca número unos en el mercado a nivel nacional

– Posicionamiento en los mejore bares de la ciudad de México rankeados en el 50 best bar world como los son por mencionar algunos     

> Limantour     

> Fifty mils     

> Hanky panky

– Posicionamiento en el mercado internacional   

> 21 Estados de los Estados Unidos   

> 9 países de la Unión europea   

> 3 países del continente asiático   

> 5 países de centro América y Sudamérica –

Marca con más follower en redes sociales   

> más de 14 k Facebook   

> más de 7 k Instagram

Ritual del pox

Hasta hoy día Pox sigue utilizándose en rituales ceremoniales y espirituales de la cultura Tzotzil y maya, y este se lleva acabo de la siguiente manera. 

Al destapar la botella lo primero es tirar un chorro abundante en la mano izquierda dejando que se desborde por entre los dedos, esto representara la abundancia. Después se avienta al aire y esto representa diversas cosas. La primera es agradecerle y regresarle a la madre tierra un poco de lo que nos ha regalado y hemos tomado de ella. La segunda todo lo que cae al suelo es para ahuyentar a los malos espíritus. Y la tercera todo lo que queda en el aire es para invitar a sus deidades. 

Después serviremos nuestro primer trago de Pox, el cual debe de servirse generosamente, ya listo el trago lo tomamos con la mano izquierda, el porqué hacerlo con dicha mano es porque es la mano que está pegada al corazón y se está a punto de recibir una “medicina al corazón que te acariciara el alma”, después en esta parte del ritual entre todos cambian trago y esto según las creencias mayas y tzotziles representa la unidad y la confianza, pues algo que sucede es que a la llegada de los españoles, ellos llegan a envenenar todas nuestras bebidas espirituales y se queda arraigada esta parte de tomate mi trago para poder confiar en ti. 

Después tomaremos de fondo solo nuestro primer trago de Pox y al tragarlo soplaremos fuertemente al frente, de esta manera estarás expulsando toda la mala energía que lleves dentro y así tu corazón y tu espíritu empieza el proceso de sanación.

Hace ya más de 4 años que me encuentro en la zona de Tulum, Riviera Maya y ha sido todo un orgullo ser la promotora cultural de nuestras bebidas mexicanas. Sobre todo el crear nuevas experiencias para nuestros huéspedes, generar nuevos sabores, conocimiento y grupos de trabajo que puedan ofrecer experiencias en la calidad que están dando tanto en su servicio como en los productos que le ofrecen al cliente. Todo esto es el esfuerzo que se hace para generar una plusvalía sabiendo y estando bien consientes de que hay ciertos impuestos agregados a los productos artesanales en México, los cuales hacen mucho más difícil la distribución y que la gente los conozca.

Yo creo que viene de allí, el hecho de que a mí me haya interesado tanto y que hasta el día de hoy sea mi motor, el seguir extendiendo este tipo de conocimiento. El seguir dando todo lo posible en cuestión de herramientas y conocimientos para que las personas que están dando las caras en nuestras barras sepan que es lo que están ofreciendo. Que sepan cómo se usa, de dónde viene, cuál es la historia y puedan ofrecer un producto que es de una calidad superior, de la misma manera que ese producto llega a ustedes. Entonces, es bien importante que como estamos trabajando con productos que ya de por si tienen cierto candado económico en el comercio local, incluso local, la importancia que tiene en el servicio y la manera en la que estos productos se presenten al cliente tengan una calidad superior. Además de que son nuestras insignias y estamos bien orgullosos de que fueron parte de nuestra cultura, y sean esas raíces que nos recuerdan de donde venimos.

Estamos orgullos de la tierra de México, lo que el campo de México, siempre ha sido posible de dar, de tener una gran variedad de frutos, materias primas con las que podemos trabajar. Esto nos de la oportunidad junto con la zona demográfica que tenemos y todas las montañas que radican en nuestro territorio de generar variedades infinitas de sabores y variedades infinitas de licores y destilados que cada vez vamos a ir conociendo más. La realidad de todo esto, es que cada vez vamos a tener mejores productos y es por eso que siento que vale la pena seguir apoyando a nuestras zonas más afectadas. Son los indígenas, la sierra, estas zonas marginadas que por mucho tiempo tuvieron una prohibición muy larga de sus productos. Podemos hacer el esfuerzo y la lucha, para que estén en los estantes de los bares mexicanos, para que vuelva a estar la historia en nuestros corazones y sepamos valorar más lo que es México.

Gracias a esto he tenido la gran oportunidad de compartir increíbles instalaciones de barras con personajes aún más increíbles que se encuentra aquí en la Riviera Maya. Que tienen todas las capacidades, los dones y el talento para crear cosas que podrían cambiar toda la perspectiva que tenías durante años de cierta bebida o de cierto sabor. Incluso, creo que es aquí donde la gente más se atreve a explorar y encontrarse con una parte de ellos que tal vez no conocían. Ha sido bastante nutritivo en el sentido personal y laboral. Sobre todo que es un aprender que nunca acaba, cada vez vamos mejorando más, siempre hay una manera mejor para hacer las cosas y esa posibilidad de siempre estar descubriendo cosas nuevas es algo único que no se encuentra en muchas partes, Ser bartender es definitivamente un trabajo digno y un trabajo donde se pone el corazón y el alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.