Bebidas espirituosas, Licores

Absenta: licor de ajenjo

La absenta es una bebida espirituosas  elaborada a partir de ajenjo, anis y diversas hierbas dependiendo del productor.

Absenta en las barras


En 1890, el “hada verde”, como era llamada la bebida de ajenjo o absenta, se extendió por toda Europa donde fue muy consumida en los cafés de París y de otras ciudades como Estados Unidos y en América del Sur, principalmente en Chile y Argentina, en el norte de África reemplaza a la menta o hierbabuena durante el invierno para la preparación del té verde.
La absenta es una bebida con ligero sabor amargo y herbal. Esta bebida llega a tener un contenido alcohólico de entre 45 y 89 grados de alcohol, por esta razón no es recomendado tomar esta bebida de forma directa. La potencia de esta bebida llevó a preparar todo un ritual para ser tomada donde agregamos azúcar y la diluimos con agua fría.

En 1860 tomó demasiada popularidad e incluso en muchos lugares se decía que las 5 pm era la hora verde, el momento perfecto para tomarla.

Hierba santa

Llamada comúnmente ajenjo, asensio, ajorizo, artemisia amarga o hierba santa
es una planta que llega a medir entre 80 a 120 cm. Crece en las regiones templadas de Europa, Asia y Norte América. Tiene un color verde plateado y hojas verdes de 25 cm de longitud, grisáceas y blancas en el reverso, sin duda una planta muy llamativa.

El ajenjo ha sido utilizado desde épocas antiguas, los egipcios la utilizaban para sus brebajes ceremoniales. Fue llevada hasta Grecia y ahora la podemos encontrar en todo el mundo por lo fácil que es su cultivo.

Se ganó el nombre de madre de todas las hierbas. Tesoro de los pobres por sus aplicaciones curativas como tónico, febrífugo (reduce la fiebre) y antihelmíntico (combate infecciones). El hecho de que puede ser cultivada en cualquier parte del mundo y no requerir muchos cuidados; así como sus prioridades médicas, hacen del ajenjo una planta muy preciada.

Absenta con los más grandes artistas

La absenta y el ajenjo tienen papeles en las obras más famosas y entre los artistas más grandes.

En el siglo XIX y XX la absenta fue la bebida preferida por poetas, pintores y artistas como Rimbaud, Wilde, Baudelaire y Verlaine, y pintores como Van Gogh, Lautrec y Monet, entre otros. Era la mejor bebida en las reuniones de artistas, bohemios y actores de la época, pues ellos creían que esta bebida les daba la inspiración artística.

La famosa obra Romeo y Julieta del famoso dramaturgo William Shakespeare dice así: Acto 1, escena 3, en que la nodriza recuerda: «pues entonces yo había puesto ajenjo en mi teta» para destetar con su sabor amargo a Julieta, que tenía tres años.

Oscar Wilde escritor y poeta de origen irlandés, considerado uno de los dramaturgos más destacados de Londres dijo: “¿cuál es la diferencia entre un vaso de absenta y el ocaso?

León Tolstoi un novelista ruso, considerado uno de los escritores más importantes de la literatura mundial, sus dos obras más famosas son Guerra y paz y Ana Karenia. En el capítulo III del epílogo nos muestra el ajenjo como un cosmético o cuando, (Nicolás Rostoff), muy perfumado de menta y ajenjo silvestre, exclamaba restregándose las manos: “Otro día como este y la cosecha quedará recogida”».

La absenta marcó la vida del gran pintor Vincent Van Gogh, llevándolo a la locura y a la cima de la historia. Una historia cuenta que en 1888 la absenta lo llevó a un estado alterado en el que se corto el lóbulo de la oreja y se lo dio a una joven prostituta.

La peligrosa absenta

En 1850 sonaron las alarmas por los riesgos de consumir esta mágica bebida en forma abusiva. La intoxicación originada por la absenta produce un síndrome, llamado absintismo, que se caracteriza por adicción, hiperexcitabilidad y alucinaciones. En 1915 fue prohibida su producción y eso llevo a la adulteración clandestina, ya que los consumidores pedían tener más de este elixir. El hecho de que la bebida estuviera asociada a la vida bohemia de los artistas contribuyó a aumentar el temor sobre sus efectos.
Por estas razones a principios del siglo XX, la absenta fue prohibida en muchos países.