Si te gusta la coctelería y te apasiona el buen beber es probable que hayas escuchado hablar sobre la mixología. Pero, exactamente ¿qué es la mixología?, ¿qué hace un mixólogo? Y ¿por qué cada vez más bares y restaurantes apuntan sobre esta tendencia para elaborar sus menús de cócteles? ¿Realmente tiene un valor agregado a la experiencia del comensal? De esto y un poco más es de lo que hablaremos en esta nota de Mix Mix.

La mixología ha tomado fuerza los últimos años en centros de consumo de todo el mundo. Bares y restaurantes han llevado su oferta de bebidas al siguiente nivel con cócteles que trascienden lo convencional. Cada vez existen experiencias nuevas listas para los comensales, desde popotes comestibles de manzana y canela a expreso martinis transparentes, ¡wow!
Definitivamente esta tendencia es una de las favoritas de los comensales a nivel mundial. Y cómo dicen por allí, al cliente lo que pida. 

La mixología se caracteriza por el detalle y dedicación con la que se elabora el cóctel. Los cócteles de mixología contienen una base alcohólica, ingredientes tradicionales de la coctelería como frutas, jugos y licores y algunos otros no tan convencionales.  Podemos encontrar  componentes como jarabes, mermeladas, bitters, tinturas, hidrosoles, espumas, sodas, óleos y una larga lista de insumos preparados con técnicas propias de la gastronomía. Y es aquí donde lo convencional se transforma en extraordinario. 

La misión del mixólogo es la innovación al beber. La creación de bebidas que sean del agrado del comensal, siempre acorde a su centro de consumo y a la popularidad de venta. Un ejemplo de esto es la aparición del carrito de ginebra en restaurantes, un destilado estelar y botánicos y aromatizantes al gusto del comensal. Otra tendencia que también han seguido los mixólogos es la descomposición y transformación de un platillo de comida o postre en cócteles. De esta manera encontraremos cócteles de mole, chile en nogada o esquites, platillos de la gastronomía tradicional mexicana.

La mixología llegó para quedarse. Definitivamente una tendencia que  apasiona y ha expandido los límites de la coctelería.
0