PORTFOLIO
SEARCH
SHOP
Coctelería
En esta entrada hablaremos de las partes de un cóctel, qué ingredientes llevan en su preparación y recomendaciones que debes tomar en cuenta a la hora de prepararlos.



Destilado o espíritu.

Los destilados o espíritus se obtienen de la destilación de diferentes productos. Por ejemplo, el whisky está hecho de granos y el mezcal se obtiene de la piña del maguey. 

En el cóctel, los destilados cumplen con la función de dar potencia alcohólica y encaminan el perfil de sabor. Por ejemplo, pensemos en un cóctel con mezcal, jarabe de piña y un top de soda mineral. Las notas del mezcal son en muchos casos ahumadas, si lo combinamos con la piña  y un poco de soda tendremos una bebida frutal, ahumada y burbujeante.

Modificadores.

Los modificadores son parte esencial en la preparación de tu cóctel. Todo aquello que cambie el sabor del destilado, aporte volumen o añada nuevas características es un modificador. Los licores, jugos, jarabes, sodas, mermeladas, frutas, hierbas, especias y más pueden son ejemplos de modificadores.

Por ejemplo en un clásico Desarmador:

Una medida de vodka 1oz = 30 ml
Top de jugo de naranja

Acentos.

El acento es la nota diferente en la preparación de tu cóctel. El acento llega a la nariz, atacando rápido y sutil la sensación del olfato justo antes de probar el cóctel. Los acentos pueden ser bitters, aceites, perfumes, ahumados, flores, twist y demás.

Garnituras.

La última de las partes del cóctel es la garnitura. Puedes usar fruta, hierbas, especias, botánicos, flores, brochetas, hielo con formas, sales, deshidratados y muchos más. Lo más recomendables es que tu garnitura sea algún ingrediente que esté dentro de la preparación de tu cóctel; sin embargo, no es una regla y puedes dejar volar tu imaginación.

Por ejemplo regresando al cóctel con mezcal, piña y soda, la garnitura podría ser una hoja o unos triángulos de piña sobre nuestra bebida.

0