Gracias a Dios es una línea de espíritus mexicanos elaborados a base de maguey. Sus mezcales y ginebra rinden homenaje a los sabores de México. 

El maguey o agave es una planta única.

Existen aproximadamente 250 especies de maguey y 190 son endémicas de México. La amplia variedad de agaves que existen multiplica las posibilidades de espíritus que pueden ser creados. De la misma manera que la uva al vino, la variedad de agave y sus condiciones de cuidado, influyen en las propiedades organolépticas finales del espíritu. 

Mezcales Gracias a Dios

Gracias a Dios produce mezcales con maguey espadín, cuixe, tepestate, tobalá y mexicano. 

Gracias a Dios Agave Gin

La ginebra es un espíritu muy versátil, al no tener denominación de origen se puede fabricar en cualquier parte del mundo. Además, la variedad de materias primas con las que se puede hacer el alcohol base y los botánicos con los que pueden ser automatizadas abre las puertas a la innovación de este destilado.

La ginebra Gracias a Dios se elabora con un alcohol base obtenido de maguey espadín destilado tres veces. Está aromatizada con 32 botánicos que representan los 32 estados de México. 

Proceso de elaboración Gracias a Dios

Todos los espíritus de la casa destiladora Gracias a Dios se producen en su propio palenque en Santiago Mazatlán, Oaxaca. El maestro destilador Óscar Hernández Santiago junto con su equipo se encargan de jimar, moler, cocer, fermentar, destilar, aromatizar y reposar los espíritus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *